3 ago. 2011

la palabra en primer plano

El debate-exposición organizado por la Universidad Nacional de Córdoba es auspicioso porque inicia un camino. Un camino para que la política en nuestra provincia, y –ojalá en nuestro país- eleve sus estándares de calidad.

Un debate o exposición de ideas de candidatos en una arena común, para todos los candidatos con reglas aceptadas por ellos, es necesario, y tal vez, básico. Sin embargo, alentamos a que esta sea la primera vez de muchas, en la construcción del sentido de la política: la confrontación sobre la distribución de los recursos en una sociedad, mediante palabras. Palabras que sofrenen el poder de fuego de las armas millonarias en campañas de imagen.

Si logramos que los/as candidatos/as se sientan compelidos a preparar un discurso en el marco de este tipo de exposiciones disminuye el poder de persuasión de las propagandas diseñadas por publicistas. Nos permite revisar la letra chica del envase de ese a veces tratado como ‘producto’ que son los candidatos en manos de algunos especialistas de la imagen y la comunicación.

Esto que es el mas simple sentido común, nos permite pensar la posibilidad de una/un candidata/o con campaña cinematográfica pero sin propuestas argumentables en público tendrá- esperamos- menos chances de ser elegida/o.

La centralidad de la promesa pública, del contenido programático y de la credibilidad de los enunciados no puede ponerse a prueba sino en este tipo de debates- exposición.

Finalmente aunque no sea posible el diálogo entre candidatos- que suscitaría interés por la posibilidad de poner en duda propuestas increíbles- la exposición nos permite a los espectadores escuchar con calma y evaluar el sentido de la palabra, es decir, de la política.

por valeria brusco