30 jun. 2008

De políticos, académicos y muñecos inflables

El fin de semana que pasó, mientras se montaban carpas, se inflaban toros y pingüinos, un grupo bastante numeroso de académicos de distintos lugares del país se reunieron en la Universidad Di Tella, a discutir los hallazgos de sus investigaciones. Nada nuevo hasta aquí, en un país, que a pesar de sus crisis recurrentes y sus dificultades de articulación política y sus inequidades sociales, tiene científicos produciendo avances en muchas áreas. Este caso es llamativo porque el tema de agenda, planeado desde el año pasado era el federalismo y política subnacional ( este último es un término acuñado en la ciencia política recientemente para referirse a los estados no soberanos, es decir, las provincias o regiones o departamentos según sea el caso. )VER: http://www.utdt.edu//ver_contenido.php?id_contenido=2949&id_item_menu=4334

Los temas que se trataron incluyeron la relación de los partidos políticos nacionales y los partidos en las provincias, que ya no solo parecen no replicar el modelo bipartidista del siglo 20 en Argentina ( UCR- PJ) sino que tampoco reproducen el esquema de caudal electoral y capacidad de incidencia de algunas formaciones nacionales nuevas ( ARI, PRO, etc.) También se discutieron los datos sobre transferencias de recursos de nación a provincias y de estas a los municipios, mostrando y desagregando cuantos de esos recursos están en el presupuestos y son relativamente inflexibles a la manipulación, pero cuanto inciden los recursos ‘flexibles’ que se llamas asignaciones especiales u elípticamente ‘otras trasferencias’. Trabajos muy interesantes se ocuparon de analizar cuantos votos responden a cuantas trasferencias y cuales estrategias de negociación aplican los gobernadores con los presidentes según se trate de provincias ricas, pobres o con regalías, etc. Un trabajo muy novedoso y elaborado por docentes de la UCC reportó los hallazgos de la manipulación de recursos financieros del gobierno de De La Sota a los municipios amigos en forma de programa de asistencia municipios (PAM). Por ultimo un investigador, también de la UCC, se ocupó de las estrategias y usos del endeudamiento de las provincias con organismos multilaterales de crédito y las maniobras necesarias para la negociación con la nación quien es la autoridad en materia de endeudamiento externo. Uno de los investigadores mostró los primeros resultados de una encuesta a expertos en política provincial en la que quiere medir cual es el grado de democracia de cada provincia argentina. Con esta descripción solamente, el lector acordará que el temario fue pro demás interesante pero ¿ podría haber sido mas oportuno en estos tiempo de Argentina?

Entre las reflexiones finales y que llevarán a la publicación de una compilación, quedaron flotando temas que se estaban ‘actuando’ a pocos kilómetros de allí. Cuan poco poder tienen las legislaturas en los regimenes presidenciales y el impacto que esto trae cuando hay crisis. Tuvieron que pasar 100 días para que el congreso se involucrara, para que la sociedad empezara a recitar el credo constitucional. No había pasado antes, en esta magnitud que fuéramos tan republicanos. Cual es la representación naturaleza del mandato de nuestros representantes nacionales en el congreso? Los intereses sectoriales, los de la región de la que provienen, los del partido político que los nuclea? Los partidos políticos se pronuncian sobre políticas antes de gobernar? Elaboran programas serios y sostenibles de políticas en distintas áreas? Como electores, haciendo mea culpa, sabemos qué prometió el candidato que asumió una banca? ¿Cuánta plata es de los ricos y cuanta de los pobres? En un país que adoptó un sistema federal que por definición conserva potestades y delega otras pero además, parte y reparte entre sus miembros no solo según su capacidad contributiva sino también según su situación relativa de necesidad, de aislamiento, de recursos naturales etc.? Es decir, ¿Córdoba tiene que pelear para tener de vuelta la plata que produce sin repartir con santiago del estero o chaco? ¿Cuántos legisladores tiene que tener una provincia para que su voz sea oída pero a la vez que no se los use como coto de voto oficialista a cambio de unas pocas trasferencias nacionales?

Son días de mucha ansiedad y tensiones peligrosas pero yo celebro que estemos discutiendo estos puntos. Ojalá no se cierren los debates con alguna banelco o con intimidaciones de otra época. Ojalá pudiéramos aprender de la lección nacional para mirar que cuando la legislatura de Córdoba, que es la que reporta el peor sistema de asignación de votos en bancas, incluso en nuestro país que es segundo en malaportionment en la región. Nuestra legislatura no solo no controla al ejecutivo, no lo ha hecho nunca desde el retorno democrático, sino que ahora está dibujada en un mapa de distritos uninominales casi ridículo y tiene la potestad, eso sí, de endeudarnos con 500 millones como si votaran el beneplácito por el día de la bandera. La Caja de jubilaciones está en rojo y nos enteramos cuando es tarde, pero legisladores opositores, profesionales idóneos e independientes y muchos otros advirtieron de ello a su tiempo. Si la legislatura fuera un espacio de poder y no ‘una escribanía del ejecutivo’ nos deberíamos quejar tanto en el Congreso nacional como en Deán Funes e Independencia, donde se asienta la lagislatura provincial en Córdoba.

Por Valeria Brusco

No hay comentarios.: